Estamos realizando envíos, pero dadas las circunstancias actuales, puede haber demoras. Gracias <3

$7.900

3 cuotas sin interés de $2.633,33 10% de descuento pagando con Transferencia Inmediata Ver más detalles
Entregas para el CP: Cambiar CP
Nuestro local
  • Taller-Local Av. San Martin 555, Local 5, San Martín de los Andes, Neuquén. Coordinar retiro por mail.
    Gratis

Sweater con cuello bebé con detalle super delicado de honguitos y hojitas bordadas. 

Tiene detalle de punto fantasía en las mangas. Las mangas tienen un largo hasta arriba de la muñeca (estilo vintage).

Está tejido con un material de mucha calidad 50% lambswool 50% algodón peinado. Es suave y delicado.

Importante lavar a mano separado de otras prendas, pueden achicar y desteñir. Lavar lo menos posible, aunque por la calidad de sus materiales nobles de origen natural, te vas a dar cuenta que no hace falta lavarlo seguido ya que repelo olores. 

 

Medidas de la prenda extendida (sin estirar)

Talle S-M-L

Ancho de busto: 47 cm

Largo total: 60 cm

Largo de mangas: 60 cm

Talle XL-XXL

Ancho de busto: 55 cm

Largo total: 65 cm

Largo de mangas: 68 cm

 

Las tres modelos tienen puesto el talle S-M-L. Los tejidos se estiran y adaptan al cuerpo, la elección del talle tendrá que ver en este caso, con cómo te gusta usar las prendas. Chequeá las medidas comparando con alguna prenda que tengas similar, y elegí el talle de acuerdo a si te gusta usar las prendas ajustadas al cuerpo o sueltas. 

 

 Lambswool es una lana suave y fina, que proviene de la primera esquila de una oveja, que generalmente ocurre cuando la oveja tiene cerca de 7 meses de vida. La lana Lambswool es suave y elástica y se utiliza en textiles de alta calidad, aportando una sensación de calidez debido a sus fibras y un tacto muy agradable. Sólo se da una vez en cada oveja, ya que los vellones de la lana que tendrá en su edad adulta son más ondulados y menos suaves. Por esta razón, la lana Lambswool es una lana muy codiciada en el mercado internacional y en nuestro país se exporta casi en su totalidad. A pesar de no ser tan resistente como la lana que da una oveja de 3 a 6 años, que cuenta con una textura más fuerte y aunque suave, no se compara con la lana del cordero. Nosotros la pudimos conseguir de una hilandería que se dedicaba producir hilados exclusivos de exportación.